LaSalvacion del Chef - Las buenas maneras

Introducción
Los cubiertos
Usar los cubiertos
Los platos
Las copas y vasos
Los vinos
Los mondadientes
Distribución
Elegir el menú
Cómo servir la mesa
Normas básicas
Las servilletas
Llamar al camarero

¿Quién pide el menú?
La propina
Horario
En la cafetería
¿Se puede fumar?

 

La bebida

Saber elegir la bebida que conviene tomar con cada plato pedido es siempre señal de buen gusto.

En un restaurante de categoría, nunca se deberá solicitar antes de comer que sirvan unas copas de licor de alta graduación, porque al beberlas se perderá paladar y no se saborearán los gustos de los exquisitos alimentos que se van a sacar poco después.

Por una causa parecida, el vino dulce disminuye el apetito cuando se toma antes de la comida.

La elección del vino su efectuará una vez que se ha elegido la comida.

Una muestra de cortesía por parte del anfitrión es preguntar al invitado (si lo hay) cual es su preferencia y pedir entonces la clase de vino y marca indicadas por éste, por otra parte el invitado deberá asegurarse, por consideración, de que el vino que ha solicitado se encuentra en la despensa del anfitrión, no está de más sugerir varios tipos de vinos y marcas para no poner al anfitrión en una situación complicada.

Si no se está familiarizado con la carta de vinos, llamaremos al camarero o maitre para que recomiende uno entre los vinos que ofrece la casa.

La regla tradicional es:

Jerez: Sopa o consomé.
Vino Blanco: Pescados y mariscos.
Vino Tinto: Carnes.
Vino Rosado: Carnes blancas (pollo, conejo, pavo...).
Vino Dulce o Moscatel: Tapas informales
Sake: Bebida típica japonesa.
Cerveza: Para salsas Picantes tipo curry o tapas (es una bebida muy informal).
Whisky: Para ocasiones en las que no haya comida, o al final de esta
Cava/Champagne: Con los postres, aunque hoy en día se puede comer desde el inicio al fin con esta bebida.
Licores y vinos dulces afrutados: Se reservan para la velada posterior a la comida.


El Brindis
: Normalmente se brindará con Cava o Champagne, para brindar de forma adecuada se deberan todos poner en pié y alzar el cuello mirando a los ojos a los demás comensales, cuando el anfitrión decida el motivo del brindis, transcurridos unos segundos todos los comensales al unísono repetiran la frase del anfitrión y añadirán un "Salud" momento en el que todos chocarán levemente las copas con la de los presentes en la mesa, si no se consigue brindar con alguien transcurrido unos segundos no insisteremos a no ser que éste sea el anfitrión de la mesa.